Es un escenario con el que todos los conductores están familiarizados en las carreteras de la Florida: las fuerzas policiales o los equipos de respuesta a emergencias estacionados en el lateral de la autopista para ayudar o hacer una parada de emergencia.

Cuando un conductor va pasando, ¿qué debes hacer?

La respuesta es cumplir la Ley de Corredor de seguridad de la Florida.

En el 2002, el estado promulgó esta ley, la cual requiere que los conductores que se encuentren en carreteras de varios carriles se salgan del carril más cercano a un vehículo de las fuerzas de seguridad o de respuesta a emergencias detenido al costado del camino, o que disminuyan la velocidad a 20 mph por debajo del límite de velocidad establecido al pasar. La ley también requiere que los conductores estén preparados para permitir que otros conductores puedan circular, si es necesario. En carreteras de dos carriles, los conductores deben disminuir la velocidad a 20 mph por debajo del límite de velocidad establecido; si la velocidad establecida es de 20 mph o menos, deben reducirla a 5 mph.  A partir del 1 de julio del 2014, el ámbito de aplicación de la ley se amplió para incluir los vehículos conducidos por trabajadores de empresas de servicios públicos, como FPL.

Es posible que veas a FPL o a nuestros contratistas trabajando al borde de las carreteras para mejorar nuestra red de energía para los clientes mediante la mejora de postes y el tendido eléctrico, instalando nuevos equipos y haciendo reparaciones. Nuestro personal hace que sus áreas de trabajo sean lo más visibles posible para los demás conductores de las siguientes maneras:

  • Iluminando con luces de advertencia en los camiones;
  • Usando chalecos y camisas reflectivos (amarillo-verde o naranja-rojo fluorescente); y
  • Colocando conos de color naranja y señalizaciones cerca de los camiones.

Recuerda, siendo un conductor alerta, tomando en cuenta los indicadores de precaución al borde de la carretera y obedeciendo la Ley de Corredores de emergencia, podrías ayudar a salvar una vida.